Lunes, 04 Marzo 2013 00:00

DISTINGUIDO CERDO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En el folleto que edita cada año Kukutxa San Blas Feria Elkartea con motivo de la feria ganadera que se celebra en Laudio en torno a esa festividad, aparece en primer lugar un panegírico del cerdo. El de 2012 lo escribió Isidro Murga, interno en la prisión de Villahierro, Mansilla de las Mulas, en León. El de 2013, sin firma, se titula Distinguido cerdo y dice así:

Parece ser que fueron los chinos, una vez más, quienes comenzaron a domesticar a los cerdos hace ya miles de años y en Europa la colocan allá por el 1500  a. C. Las poblaciones de cerdos domésticos podrían haberse dividido en tres grandes grupos: cerdos asiáticos, cerdos nórdicos y cerdos mediterráneos. Indudablemente ahora se encuentra extendido por todo el mundo donde forma parte importante aunque desigual en la alimentación de las personas y de los países.

Lo cierto es que este animal está en boca de todo el mundo. Se han hecho películas, escrito libros y artículos en los que, en la mayoría de los casos termina con buena calificación: nos cautiva de una manera o de otra aunque tal vez no sepamos todos los porqués. Así es, y no se sabe hasta dónde pero parece que en algo o en mucho, … nos parecemos. Y si no, ¿por qué se ha dicho “Si quieres ver tu cuerpo, mata un cerdo?. Se supone que para observar cómo es y compararlo. En que tenemos ciertas características comunes parecen coincidir también quienes, por otra parte, desaconsejan comer cerdo, precisamente por considerarlo casi como si fuera un acto de “canibalismo”. Puede parecer exagerado pero ahí están teorías e interpretaciones al respecto.

En cualquier caso es nuestro animal de la Feria y un año más queremos prestigiarlo recordando su extraordinaria aportación para tantas familias baserritarras.

Hemos curioseado un poco por varios sitios buscando dichos y refranes referidos a nuestro animalito. De manera sencilla muestran comparaciones, ¡hemos evitado algunas escabrosas!, y con más o menos acierto nos van dando apuntes tanto sobre el animal como sobre quien le examina.

 Sirvan de comienzo los siguientes pensamientos:

-         El destino del cerdo: engordar para morir

-         Al avariento y al puerco, después de muertos. (Porque tanto el uno como el otro solo entonces se vuelven provechosos para los demás)

-         La misa y el marrano, una vez al año

-         Gorrino que en la mesa chilla, ya está oliendo a morcilla

-         Los meses principales de matanza son noviembre y diciembre

-         A todo cerdo le llega su San Martín (11 de noviembre)

-         Por San Martín deja el cerdo de gruñir

-         Por San Martino mata la vieja al cochino

-         Revuélcate, guarro, que San Martín está cercano

-         Por San Martino, prueba tu vino y mata el cochino

-         Por San Martín, mata tu gorrín y destapa tu vinín

-         Por San Andrés, toma el puerco por los pies; si no lo puedes tomar; déjalo hasta Navidad

-         Por la Concepción (día 8 de diciembre) mata tu cebón

-         Por Nadal, tu puerco en sal

-         Mata el puerco en invierno si quieres conservarlo bueno

 También se precisa cuándo no se debe hacerlo más que nada por superstición:

-         En martes, ni tu hija cases, ni tu cerdo mates

-         En martes, jueves o viernes, ni tus hijos cases, ni tus cebones mates

La familia entera, los vecinos y amigos participan el día de la matanza: el sacrificio del animal es un rito completo y una gran fiesta porque el provecho que se le saca es enorme:

-         Cuando se mata el gorrino o se muere la abuela, no se va a la escuela

-         No llenarás bien la panza, si no haces una buena matanza

-         Cochino matado, invierno solucionado

-         Si quieres pasar un mes bueno, mata un puerco

-         Ya puede nevar, tengo puerco muerto, leña en el corral, vino en la cuba y en la artesa pan

-         En habiendo vino, aceite y manteca de cerdo, media botica tenemos

Además de la cantidad de comida que representa para la unidad familiar, podemos decir que los productos derivados del cerdo son muy apreciados por casi todo el mundo:

-         Desde la cabeza hasta el rabo, todo es rico en el cerdo

-         Más judíos hicieron cristianos el tocino y el jamón que la Santa Inquisición

-         Chorizos, jamón y lomo, de todo como

-         Cuando no tengo lomo, de todo como

Y otras valoraciones más concretas:

-         Morcilla cular, a muchos ofrecen y a pocos dan

-         El tocino  y el vino  y el queso y el amigo añejo

Conclusión mayoritaria:

-         Del cerdo me gustan hasta los andares

Y para terminar uno que igual se pasa un poco:

-         El mejor vecino un buen tocino

Por otra parte también tenemos simpatía porque es un animal que no suele plantear problemas mayores cuando se cría y ello por varios motivos entre otros su magnífico instinto:

-         ¡Al fraile y al cochino no les enseñes el camino! Porque ellos –dice maliciosamente el refrán- lo aprenden sin ayuda de nadie

-         El cerdo no sueña con rosas, sino con bellotas

-         El peor cerdo se comió la mejor bellota

-         Huerta sin cerdo, no tiene dueño

Aunque otros no son tan a su favor y no incluimos los insultos habituales que nos dedicamos cuando hablamos de falta de limpieza:

-         A veces, hasta un cerdo ciego encuentra una bellota

-         Echar margaritas a los cerdos

-         El perezoso y el cochino, andan dos veces el camino

-         El cerdo siempre busca el fango

-         Eso será, cuando los cerdos vuelen

Nos quedamos sin duda con los que le son más favorables y sobre todo con los exquisitos sabores que nos proporciona este animal. A disfrutarlo.

En cuanto a la expresión echar margaritas a los cerdos leo en el Diccionario de dichos y frases hechas de Alberto Buitrago, Edit. Espasa Calpe S.A. séptima edición, Madrid 2002:

Echar margaritas a los cerdos. Ofrecer cosas de mucha calidad a quien no tiene preparación suficiente para disfrutarlas. Regalarte a ti ese libro tan maravilloso, con lo bruto que eres, es echar margaritas a los cerdos. A pesar de lo que pueda parecer, la margarita no es aquí la flor, sino un tipo de perla de muchísimo valor, conocida técnicamente como melegarina margaritina. De hecho, a veces se dice Echar perlas a los cerdos. La frase tiene un origen bíblico y aparece, con el mismo significado que tiene hoy, en el Nuevo Testamento, en el pasaje del Sermón de la Montaña (Mateo, VII-6): “No deis las cosas santas a los perros ni echéis vuestras margaritas a los puercos”

La abundancia de refranes ofrecidos por la Kukutxa de San BlasFeria Elkartea hace desaconsejable consultar ningún diccionario al respecto. (El Refranero General Ideológico Español, compilado por Luis Martínez Kleiser, Edit. Hernando S.A., Madrid 1989, dedica al cerdo, trato y alimento, época de matanza y estimación de su carne, los refranes 10.574 a 10.666). Sin embargo, me apetece referirme a los refranes del otro lado del charco, para ser más feliz que un cerdo en una charca. Acudo al Refranero nicaragüense, de Carlos Mántica, Edit. Hispaner 2ª edición, Managua 1999 y leo los refranes del chancho, voz que se usa en América para el cerdo:

A cada chancho le llega su sábado

A Dios no se le va chancho con mazorca

Ahora sí que torció el rabo la chancha

Al cerdo se echa adelante y al perro atrás

Al chancho con lo que lo crían

Al mejor chancho se le cae la mazorca

Al peor chancho, el mejor sancocho

Al que le gustan los chicharrones, de ver el chancho suspira

Atrás sólo los huevos de los chanchos

Chancho fiado gruñe todo el año

Como Chamboaca: come como chancho, duerme como boa y caga como vaca

Cuando el indio caga y el chancho cuilla, ya es de día

El chancho más trompudo se lleva la mejor mazorca

El chancho no da la manteca hasta que lo matan

El chancho nunca mira al cielo

El chancho sarnoso revuelve el chiquero

El que come como chancho, ensucia el camino al rancho

El que nació para chancho, del cielo le cae la horqueta

Hay que rascarle la barriga al chancho

Hijo de chancha es hocicón

Me gusta el arroz con chancho, revuelto con cebollita (burla infantil)

No hay chancho que se coma su mierda

Qué sabe el chancho de freno, el burro de chocolate y el sapo de grupera

Sólo los chanchos mueren en la víspera

En cuanto a la palabra chancho, procede de sanch, voz para llamar al cerdo, una de tantas que tratan de imitar sus gruñidos. También en este aspecto, como en los refranes o en el propio nombre del cochino, las voces son innumerables. Quizá algún día nos refiramos a ellas.

 

Visto 2795 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Marzo 2013 00:08
Más en esta categoría: « 2 DE MAYO TACOS Y CALENDARIOS III »
Inicia sesión para enviar comentarios